Me confieso, yo practico lanzado.

Me confieso, yo practico lanzado.

A estas alturas de película todavía me sorprende muchísimo la animadversión que a un sector de pescadores les produce el hecho de practicar lanzado. No consigo entender el mecanismo por el que ignoran una parte fundamental de este deporte.

Es como si en el (pon aquí tu equipo favorito), cuando (pon el jugador estrella de tu equipo) se pone a practicar tiros de falta o penaltis, hubiese unos cuantos compañeros que le dijeran: “Tío, eso no sirve para nada”, “A tirar faltas se aprende en el campo, en una final de Champions y a falta de 1 minuto para acabar el partido”….  Pensadlo fríamente ¿A que es absurdo?

Practicar lanzado sirve para automatizar una serie de movimientos y rutinas de tal manera que cuando estés en el rio pescando y quieras utilizarlos, no tengas que pensar en ellos. Practicar lanzado te permite interiorizar una serie de recursos que luego, en el rio, te ayudan a ser mejor pescador. Pasa lo mismo en el fútbol, en el baloncesto, en el lanzamiento de jabalina…en la vida.

“La práctica es un maestro excepcional”. Plinio el Joven

Compartir

Sobre el autor

Entiendo la pesca con mosca como una forma de vida.
Soy guia en los Pirineos, instructor de lanzado en ciernes y aprendiz de pescador Tenkara…
Ah, y en mis ratos libres pesco a seca.

Ver todos los artículos de Mikel Coronado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *